sábado, 28 de agosto de 2010

¿SE IRAN DE ROSITAS?

Los Teldenses estamos a punto de quedar embarazados, llegamos a los nueve meses que preceden las elecciones de 2011 y los cuarteles generales, sanedrines, sectas, consejos de administración y demás formas de organización han introducido en la batidora las encuestas mas o menos científicas, chismes, cuitas, informaciones privilegiadas etcétera para pergeñar una campaña que se antoja sangrienta y poco edificante para los votantes.

Resurgirán rencillas, alborotadores, maledicentes, lameculos y toda la miseria propia de la ocasión, lo que debería ser una fiesta de la libertad la convierten algunos en lodazal maloliente. Determinados empresarios recibirán solicitudes de aportaciones, en unos casos de forma voluntaria en otras por servil voluntad ya el circo va camino del debut.

Lo que ocurre y tenemos que ser conscientes de ello, es el cada vez mayor alejamiento del gran publico de la vida política, espantados por la podredumbre no participan en la democracia que les debería servir de marco de convivencia y dejan en manos de unos pocos la toma de decision tan importante como la de elegir a los gestores de nuestra ciudad.

Unos pocos arribistas, algunos rehenes por distintas razones e inocentes sin mala idea que se dejan llevar por el entusiasmo conforman el grupo de trabajo de los partidos, la maquinaria engrasada en algunos casos por profesionales de la política que pretenden con sus manejos perpetuarse comienza a crujir no sabemos si por su antigüedad o por analogía ya que es ese el objetivo “crujir” a los habitantes de la revuelta Telde.

Quiero plantear a los candidatos proclamados y futuros una pregunta que me parece de perogrullo sino verdad del barquero, mas de indispensable respuesta si quieren que la toma de posición por uno de ellos sea acertada, ¿Tienen estudiada detalladamente la estrategia de actuación tras su entrada en el consistorio? , les recuerdo que la vida en general y la política no se sustrae a ello no es un país imaginario e idílico mas bien un foso de circo romano donde los leones, la sangre y la arena se confunden.

No vaya a ocurrir que las buenas intenciones se frustren por la detonación de minas perfectamente situadas por los salientes en forma de funcionarios partidistas, archivos expoliados, expedientes incompletos y otras habilidades en las que muchos años de entrenamiento pueden llevar a tener la medalla de oro en la materia.

Recuerdo que la esperanza de un cambio en 2003 se frustro por la inocencia pardilla de algunos que no comprendieron a tiempo que desalojar plagas de un recinto lleva aparejado el riesgo de parasitacion por ellas.

Piensen bien los modos y maneras de actuar ya que si se produce el anhelado cambio en Telde los que lleguen a formar grupo de gobierno se van a encontrar con un paisaje desolador y los que salgan fuera, ¡ojala! Si no se hacen las cosas con cabeza se irán de rositas quedando la imagen al ciudadano de la impunidad permanente, triste mensaje.

Todo esto es un cuento, una presunción, un suponer como decía quien yo me se.

María Dieguez Dosangeles

Educadora y vecina de Telde

No hay comentarios: