jueves, 24 de junio de 2010

Los "artistas de la zeja" sacan una vez más a pasear a los muertos


Quien más quien menos, ya habrá visto el vídeo dirigido por Azucena Rodríguez, protagonizado por actores, músicos y escritores militantes o simpatizantes del PSOE, con el denominador común del agradecimiento a las subvenciones recibidas y a la política del favoritismo realizada por Zapatero con cargo al presupuesto público.

El vídeo en cuestión saca de nuevo a relucir los desgraciados acontecimientos de la guerra civil, aportando una vez más, una visión sesgada y partidista de aquellos hechos y de su génesis, olvidando cualquier interés por el rigor histórico, y vendiendo nuevamente que aquello fue una cosa de "buenos y malos", olvidando que en una guerra civil no hay buenos ni malos, y que en ambos bandos se cometieron actos injustificables, que merecen indistintamente nuestra reprobación.

Este trabajo de Azucena Rodríguez no aporta, pues, nada nuevo a lo ya producido desde los sectores cinematográficos afines al PSOE. En todo caso, aparece en un momento de horas bajas del socialismo, y más parece un intento de volver a utilizar a los muertos para espurios fines políticos, una tendencia bien arraigada en la izquierda española, tan dada a remover viejos enfrentamientos que, a la sociedad moderna que es hoy España, le suenan a viejos, rancios y lejanos.

Pero estos autodenominados "artistas de la zeja", se empeñen una y otra vez en hurgar en viejas heridas, no con el noble propósito de reparar en lo posible a las familias de los muertos, habidos por cierto en ambos bandos; no con el noble propósito de aportar una visión con un mínimo rigor histórico, ni tan siquiera con el fin de cerrar de una vez por toda la vieja herida que, insisto, es inexistente para la mayoría de españoles de hoy. El afán de este lobby izquierdoso es salir en socorro de su maltrecho jefe ideológico, el señor Rodríguez Zapatero, y agradecerle los muchos fondos públicos derivados desde el gobierno a las producciones de estos "artistas de la zeja". Aunque para ello tengan que reinventar un artificioso enfrentamiento entre españoles.

Estos ideólogos de talonario, no se ocupan de lo que de verdad interesa a los españoles, del presente, del oscuro y negro presente, con problemas de hoy como el paro, el déficit de España, la reforma laboral, y una huelga general anunciada ya para el 29 de septiembre, que es responsabilidad de un gobierno, el socialista, que además de mentir a los ciudadanos negando reiteradamente la crisis económica cuando era inminente, ha hecho que España la sufra doblemente por su errática política económica y falta de capacidad para poner en marcha medidas correctoras que, ahora, a toda prisa, y obligado por Europa y Estados Unidos, quiere poner en marcha, de nuevo sin acuerdos, haciendo pagar a los ciudadanos sus errores políticos.

A los españoles no les interesa para nada hurgar en un pasado que a todos nos duele, todos tienen familiares (muchos de ellos ya fallecidos), que estuvieron en uno u otro bando, pero eso queda tan lejos...casi 71 años.

A este Gobierno, que ha incumplido más del 70 por ciento de su programa electoral (pleno empleo, no tocar la ley del aborto las pensiones, estado del bienestar, etc.) le interesa mucho estar revolviendo los rescoldos del pasado porque tiene bien poco que ofrecer en el presente, y menos aún para el futuro y la recuperación de España. Por eso, el Ministerio de la Presidencia que dirige De la Vega ha incrementado el importe que dedicará en ayudas relacionadas con la memoria histórica de 780.000 euros en el 2009 a 5.681.000 para este 2010, es decir, un 40% más.

Mis hijos son hijos de la transición, como los de muchas otras familias. Son millones, decenas de millones los españoles nacidos en la democracia o a sus puertas. Nuestra sociedad protagonizó una de las transiciones más ejemplares que darse puedan, a la muerte del dictador los españoles se unieron para la reconciliación, para olvidar el pasado y caminar hacia un futuro mejor. Juntos pactamos un sistema democrático justo para todos, sin vencedores ni vencidos. Los padres de aquel ejemplar ejercicio político que llamamos transición estarían avergonzados de ver cómo algunos se empeñan en dinamitar el edificio común de nuestra democracia.

Tenemos que tomar ejemplo de aquella España de la transición, que los que tenemos la cincuentena recordamos tan bien. Decidimos entonces en las urnas, votando nuestra Constitución, suturar las heridas del pasado e iniciar todos juntos una nueva andadura.

Mucho me temo, sin embargo, que mientras sigan en el poder, los socialista seguirán sacando los muertos a pasear en un claro afán de retrotraernos al pasado y que dejemos de ver el presente negro en que han metido a nuestro país. Para ello cuentan con el concurso de un puñado de paniaguados que, a toque de pito, siguen hurgando en un pasado del que los jóvenes solo han oído hablar en los libros de texto. Y me temo, también, que dada la deriva del PSOE, su descrédito social y su inminente fractura interna, este tipo de comportamiento no haga más que aumentar y radicalizarse aún más si cabe. Este no es el PSOE moderado y constitucionalista de Felipe González, sino el radical y jacobino de Zapatero.


Telde, 19 de junio de 2.010


Maribel Castro Melián
Secretaria de Comunicación del PP de Telde

No hay comentarios: