miércoles, 23 de junio de 2010

AURELIANO: EL PODER ENVEJECE SOBRE TODO CUANDO SE EJERCE SIN TALENTO


Nuestro alcalde presidente siempre consideró la crítica como una ofensa; y ahora se ve solo, terriblemente sólo por una mezcla explosiva de prepotencia, de falta de humildad, y de egolatría. Paco Santiago pasa por sus peores momentos, su liderazgo está en absoluto declive y lo que es peor quizá es tarde para afrontar el temporal que se avecina.

Estamos sin duda alguna, en el final de una época que va a acabar mal, no sólo por hacer las cosas sin criterio y por creerse el único poseedor de la razón, sino sobre todo por no escuchar nunca a nadie más que a los que le daban gusto al oído; queda claro que en Nueva Canarias Telde y en sus aledaños sobran fanáticos y faltan críticos leales pero más pronto que tarde la quiebra se desatará y las "ratas" abandonarán el barco porque "ser de Aureliano" no será fácil sin que Paco Santiago tenga dinero para manejar desde la alcaldía; esto ocurre cuando un partido no se abre a la sociedad y no permite que los liderazgos sean controlados democrática y directamente por los afiliados, produciéndose una salida "ética" de quienes entienden la política como un servicio y quedarán en los mismos, solo los oportunistas y barrigas agradecidas.

Se ha perdido un tiempo precioso en Telde, para haber podido acompasar los recortes de una forma razonable. Eso nos ha perjudicado a todos y sobre todo al ciudadano que paga los impuestos más caros con los servicios más deficientes. Ahora, aquí, estamos sencillamente empantanados: con un alcalde que ha dilapidado un capital político excelente y no digamos nada en lo económico, donde ha dejado huella de su falta de preparación profesional y académica, sencillamente un político fracasado.

En política se puede corregir desde la honradez intelectual (si Aureliano la tuviera). Pero más importante es asumir las consecuencias de los hechos que uno ha promovido y no seguir mirando para otro lado. Cada elección en la vida tiene una consecuencia, y la de nuestro alcalde ha sido conseguir una ciudad estancada durante 30 años, que espera a su relevo para pensar en clave de futuro. La era de Aureliano, de sus gestos continuos de cesarismo, de su control arbitrario y caprichoso sobre el aparato y sobre Nueva Canarias Telde, han terminado de la peor manera posible.

Atrás quedan los mensajes de "Telde va a más", la realidad siempre se impone, y al final llegan las medidas de ajuste duro y ahora los recortes vienen sin autoridad; no recuerda Paco Santiago cuando tiró dinero en una empresa externa "Catalana" que nos ha costado el triple a todos los vecinos, no tiene presente cuando contrato servicios externos jurídicos por valor en un año de más de 600.000€, tampoco cuando se fue al juzgado por vendetta personal contra un conocido empresario, y claro, la culpa siempre es de otros, del PP de Telde, en la oposición, o del Gobierno de Canarias como no podía ser de otra manera, sin darse cuenta que el detonante no es más que la fase final de un proceso, pero no el proceso mismo.

Nadie puede afirmar que la última gota de un vaso desbordado es el problema, había que haber previsto que se iba a llenar y Aureliano nunca tomó unas medidas de recorte del gasto y de confrontación de la crisis, ni antes, ni después, no fue capaz de preverlo y no tuvo la visión para hacerlo, ha fracasado y él lo sabe. Es lamentable que haya tenido que ser la economía, la que ha descubierto el velo y nos muestra, sin posibilidades de disfraz ideológico, lo que es pura y simple irracionalidad doblada de incompetencia. Aureliano Santiago no puede traer la solución a Telde porque ya se ha convertido en el principal problema.

Las dos preguntas claves son: ¿tiene crédito el Alcalde "Aureliano Santiago" para liderar el sacrificio de los teldenses después de tantos errores cometidos? Y segunda, un Alcalde que se ha equivocado tanto, no debiera dimitir de su puesto?
Añado otra más, ¿No le hará un daño irreparable a su partido, si continua ocupando la alcaldía hasta las próximas elecciones? ¿No sería razonable lanzar desde ahora a otra candidata?

Sabemos que el tiempo corre y cada minuto que pasa la situación se torna un poquito más grave... ya saben, peor que ayer pero mejor que mañana. Y ante esta ineficacia, sólo queda una solución antes de que sea demasiado tarde: la dimisión irrevocable de Aureliano Santiago, antes de que Telde, descanse en Paz. Alea iacta est.

Telde, 20 de junio de 2.010


Agustín Pérez del Rosario
Coordinador del PP de Telde en el Valle de Jinámar

No hay comentarios: