jueves, 3 de julio de 2008

EL FOGÓN DE LA GARITA CELEBRA LA FIESTA DE

CAMARADERIA EN SU PUNTO

La Peña Gastronómica, “El Fogón de La Garita” celebró por todo lo alto la fiesta de San Juan, en su sede del edificio “El Timón”, en la playa teldense de La Garita.

En una magnífica y larga noche, donde la luna se reflejaba en el mar y que, a pesar de estar a orillas de la playa, la temperatura era excelente, los componentes de esta Peña de amigos del buen yantar, en unión de sus esposas y un escogido pequeño grupo de amigos, organizaron un asadero de sardinas, costillas, panceta, morcillas y pimientos.

La gran cantidad de hogueras que se extendían a lo largo y ancho de la playa la iluminaban, otorgándole gran diversidad de grados de luminosidades y penumbras, así como de temperaturas, habiendo habido alguna hoguera que, por su magnitud, no podía nadie acercarse a menos de diez metros.

Esta vez le tocó los trastos de asar a quién esto escribe, secretario de la Peña , quién se defendió a diestro y siniestro ante la demanda de los exquisitos, sabrosos y calientes asados, productos de la fresca materia prima adquirida en el mercado local, excepto la verdura, fruta y las papas para arrugar, que fueron donados gentilmente por el socio de la Peña Eloy Torres, de la firma Frutas y Verduras Hermanos Torres, S.L. con puesto de mayorista en Mercalaspalmas, aunque, por motivos de trabajo, no pudo asistir a la fiesta de la noche más corta del año, la noche mágica de brujas y meigas, la noche de misterios mil, pero también de celebraciones, hogueras purificadoras de todo mal y de regeneración; de deseos solicitados y que, probablemente se queden en eso: deseos.

La ingesta de bebidas alcohólicas, quizás en demasía, por parte de alguno de los vecinos que caminaban por la playa era evidente, y hasta el bidón de las candentes brasas, alimentadas por la grasa de las sardinas, que desprendían su aromático olor y que producían la segregación de los jugos gástricos de cuantos pasaban por las inmediaciones del asadero, se acercó un señor al que se veía muy contento, muy feliz, con una botella de etiqueta negra a la que le quedaba un cuarto de capacidad, y que, con un vaso en la mano, nos ofreció un generoso trago, y que no quiso aceptar nuestro ofrecimiento de cuanto en el fuego estaba asándose.

Concluyó el asadero, por cierto, bien regado por Riojas, Riberas del Duero y alguna que otra botella de las afamadas bodegas de Marzagán ”El Mondalón”, con la degustación de unas hermosas sandías, que bajo su verde abrigo se escondía desnudo un rojo, hidratado, jugoso y almibarado cuerpo solicito y generoso del que abusamos hasta su total extinción.

Ya falta menos para las fiestas de La Garita, donde nuestra Peña se vuelca en colaboración con el Patronato La Sal, organizadores de dicha fiesta, ofreciendo a los vecinos unas excelentes paellas y fideuás, con sus cigalitas, gambas, calamares.... cocinadas magistralmente por el Chef Manolo Uche, miembro de nuestra Peña, de reconocido prestigio en los círculos del buen yantar, pero también en la elaboración de macro paellas y fideuás para multitudes.

Mafersa* es Manuel Fernández, Secretario de la Peña Gastronómica El Fogón de La Garita.

No hay comentarios: