sábado, 26 de abril de 2008

JINAMAR, LA ULTIMA FRONTERA

Como si de pronto hubiese llegado al antiguo oeste o a una calle del Bronx. Así debió sentirse un taxista de Telde la noche del miércoles cuando se dio cuenta de que estaban disparando a su vehículo con una pistola de balines. Y todo cuando no ha pasado un mes de la agresión a uno de sus compañeros, que permaneció unas dos semanas hospitalizado a causa de las lesiones.La Policía Nacional está investigando el ataque que se produjo hace tres días a un taxista en Jinámar después de haber recogido a una cliente en la zona comercial de La Mareta pasadas las 21.00 horas en dirección a La Loma.Según cuenta el propio afectado, a la altura de la V Fase un joven se bajó de una moto para cruzar y cuando llevaba unos 10 metros caminados sintió "varios impactos en las lunas" de su vehículo. Al mirar por el retrovisor vio al joven, de unos 20 años, "de pie y parado en medio de la carretera y alzando uno de su brazos en dirección del vehículo", aunque los nervios le impidieron comprobar si llevaba un arma. Cuatro de los cinco balines impactaron contra los cristales, uno de ellos, incluso, junto a la pasajera, que no podía dejar de gritar, explica. "Lo único que pude hacer fue pisar el acelerador y tocar la pita", para luego dirigirse a la comisaría de la Policía Local en Jinámar para denunciar los hechos y, posteriormente, a la Policía Nacional.Del susto "ni el café me sabía hasta hace poco", afirma este taxista que prefiere mantenerse en el anonimato por seguridad. En su denuncia asegura que tiene conocimiento de que en los últimos días "a varios compañeros les han lanzado piedras en el barrio de Jinámar".

http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008042600_12_146554__GranCanaria-antiguo-oeste-llega-taxi-Telde

No hay comentarios: