sábado, 2 de febrero de 2008

El juez del 'caso Faycán' baja la fianza del ex alcalde Valido

LAS COSAS EMPIEZAN A PONERSE EN SU SITIO

El juez del caso Faycán, Javier García García-Sotoca, ha bajado la fianza de 80.000 euros a 30.000 euros al ex alcalde de Telde Francisco Valido, del PP, imputado por un presunto delito de cohecho, según ha podido saber este periódico de fuentes jurídicas. La instrucción de esta causa está a punto de cumplir dos años.
Valido dimitió el 24 de noviembre de 2006 como primer edil tras su detención dentro del marco del caso Faycán, que estalló el 1 de marzo del mencionado año e investiga el Juzgado de Instrucción número 3 de Telde en relación al presunto cobro de comisiones ilegales.
Valido, que quedó entonces en libertad provisional, aseveró durante la comparecencia en la que anunció su dimisión que era «totalmente inocente» y confió en poder demostrarlo. Antes de renunciar a su cargo, anunció que se trataba de un «retiro temporal de la política». Ayer eludió hacer declaraciones.
Se suma así a varios ex ediles, empresarios y a Francisco Gordillo, el ex asesor de Obras a quienes se les ha reducido la fianza, hecho que no se ha producido con la principal imputada en el caso y ex concejala de Vías y Obras María Antonia Torres.
De hecho, a Gordillo, el que fuera mano derecha de Torres que se mostró arrepentido desde sus primeras declaraciones ante la Policía y el juez, se le redujo la fianza hasta 5.000 euros, una cifra simbólica. Asimismo se les redujo a los ex ediles del PP Sonsoles Martín, José Suárez y Domingo Ramírez, a quienes se les bajó de 80.000 a 10.000 euros, y a Candelaria Sánchez, ex edil de AFV-Ciuca de 100.000 a 30.000 euros. También la Audiencia Provincial bajó la cuantía de 80.000 a 40.000 euros al ex presidente del PP en Telde y ex asesor de Desarrollo Local, José Luis Sánchez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja, no les queda nada a estos peperos. Sigue imputado, sólo le han quitado la fianza.

DORAMAS dijo...

Hombre, eso significa algo. Y siempre para bien. No seamos abusadores.